Reunión

 Reunión

Descripción territorial

Situada en pleno Suroeste del océano Índico, la Reunión es la única región europea del hemisferio sur y la más alejada del continente europeo. Región ultraperiférica de la Unión Europea, la isla de la Reunión representa un mercado interior que pasará de más de 800.000 a 1 millón de habitantes, en 2030. La isla dispone de infraestructuras modernas y eficientes de nivel europeo, lo que la sitúa entre las primeras de la zona del océano Índico en materia de equipamiento. Con más de 1.200 km de carreteras nacionales y departamentales, la red de carreteras es eficiente y está dotada de infraestructuras excepcionales. La construcción de la Nueva Carretera del Litoral permitirá, además, asegurar definitivamente este eje vital de comunicación que conecta los dos polos económicos principales de la isla, el Norte y el Oeste. Ante la futura evolución demográfica, ya está programada la construcción de un monorraíl en el área metropolitana de Saint-Denis. Asimismo, se está poniendo en marcha un servicio de transporte por cable en el área urbana.

Dos aeropuertos internacionales permiten que la Reunión esté permanentemente abierta al resto del mundo: 2,2 millones de pasajeros llegan cada año. El gran puerto marítimo, que es un puerto internacional de aguas profundas, es el cuarto puerto francés más grande en lo referente al volumen de contenedores que se maneja. El 99% del territorio está conectado a banda ancha, gracias a una red de calidad que mezcla varias tecnologías. La Reunión dispone también de infraestructuras sanitarias modernas, dotadas de las instalaciones públicas más eficientes de la zona del océano Índico.

El desarrollo económico de la Reunión dispone también de una mano de obra dinámica, con un 40% de su población menor de 25 años y que resulta productiva gracias a un sistema de formación europeo de calidad. La universidad de la Reunión acoge cada año a 12.000 estudiantes y ofrece 140 diplomas diferentes. Dispone igualmente de formación en ingeniería, en los ámbitos de las tecnologías, la agroalimentación, la construcción y el desarrollo sostenible. La isla también dispone de sistemas formativos superiores especializados en gestión, restauración, hostelería, imagen y artes.

Gracias a recursos naturales excepcionales, la Reunión se beneficia de un entorno privilegiado para la investigación y la innovación en energías renovables, tecnologías del medio ambiente, biodiversidad o incluso la salud. Cuenta con al menos 40 laboratorios públicos y privados de investigación. Alberga el único grupo de competitividad de ultramar para la innovación y los recursos naturales – Qualitropic además de uno de los diez ciclotrones franceses – el Cyroi – una plataforma tecnológica biomédica. A esto se le añade una estación de teledetección espacial y una estación de observación de la atmósfera.

Tierra de mestizaje y mezcla de culturas, la identidad de la Reunión se ha construido y sigue construyéndose con el diálogo, en un proceso dinámico de mestizaje con múltiples formas: social, cultural, artística y patrimonial que conforman la identidad de Reunión. Esta diversidad de orígenes va acompañada de relaciones culturales y económicas fuertes con los países de origen – África, Asia y Europa – cuyo potencial apenas ha sido aprovechado.

En este contexto, la Reunión debe de ser capaz de promover esta exitosa simbiosis de poblaciones y culturas que la componen y convertirse en un lugar privilegiado para la experimentación, cuyo know-how adquirido pueda transferirse a los países de la zona, siendo escaparate tecnológico europeo a partir del que se podrá desarrollar una nueva economía reunionesa.

 

 Perfil geográfico y climático

 Isla volcánica subtropical, sometida a peligros climatológicos y naturales, la Reunión se caracteriza, sobre todo, por tener un relieve montañoso, microclimas, una riqueza excepcional y una diversidad de medios y recursos naturales. Su situación geográfica la erige como plataforma europea ideal para la observación de la atmósfera y la vigilancia del medio ambiente, asistida por satélite.

Su biodiversidad única, que reúne millares de especies naturales y endémicas, hace de la Reunión uno de los treinta y cuatro “puntos calientes” mundiales de biodiversidad terrestre y marina. Sus circos, picos y murallas están considerados Patrimonio Mundial de la UNESCO desde 2010. El territorio está protegido por el Parque Natural de los Hauts y su Reserva Marina, en un 42% de la superficie y 80 km de costas protegidas.

Por último, el relieve accidentado conlleva la concentración de la población principalmente en el litoral, lo cual impacta directamente en las condiciones de vida de los habitantes. Este desequilibrio entre las zonas elevadas y las situadas a nivel del mar genera importantes disparidades en términos de atractivo, empleo y accesibilidad, y, por lo que respecta a los servicios, en detrimento de las zonas rurales.

Descripción del tejido productivo

50.400 empresas componen los sectores principales de mercado no agrícolas y no financieros en la Reunión. Estas empresas generan un valor añadido de 6.900 millones de euros para un volumen de negocios de 24.200 millones de euros.

La salud humana, la acción social y la educación (sin incluir el sector público), las actividades científicas y técnicas, los servicios administrativos y de apoyo a las empresas, el comercio minorista y finalmente la construcción son los sectores que más contribuyen a la creación de riqueza.

Tres cuartas partes de las empresas reunionesas no tienen empleados. El resto da empleo a un equivalente de 88.500 personas a tiempo completo. La Reunión cuenta con 11.500 empresas de entre 1 y 9 asalariados, 1.600 de entre 10 y 249 asalariados y 18 con más de 250 asalariados.

Estos últimos años, la economía de Reunión está demostrando ser particularmente dinámica. Desde 2014, se ha registrado un crecimiento continuado, prolongándose en la Reunión por tercer año consecutivo: el producto interior bruto creció un 3,1% en volumen después de un 2,8% en 2015 y de un 3,1 % en 2014.

Esta mejora benefició durante el año 2017 a la mayor parte de los sectores. La agricultura mantiene su actividad, con una campaña de caña en alza. La actividad de la construcción se mantiene con las obras en carreteras, aeropuertos y centros hospitalarios. La situación de la industria turística es particularmente favorable. De hecho, la mejora continúa en el sector turístico, con más de 500.000 turistas extranjeros llegados en 2017 y 356,2 millones de euros de ingresos, es decir, un crecimiento del 10,8 % y del 9,5% respectivamente.

Si los sectores tradicionales (construcción, agricultura, pesca) están ligados a este rendimiento, la Reunión ha decidido en paralelo hacer frente al reto de la “bioeconomía” y convertirlo en uno de los principales impulsores de su crecimiento económico para los años futuros. El desarrollo de las energías renovables, del ecoturismo, la economía digital, la innovación y la investigación permiten proteger y potenciar al mismo tiempo el patrimonio natural de la isla, reducir su vulnerabilidad y su dependencia, manteniendo una competitividad y una prosperidad sostenibles. El contexto social y económico reunionés (especialmente la baja tasa de empleo) le confiere también una dimensión particular: el crecimiento verde en la Reunión también ha de ofrecer formación y puestos de trabajo a las personas más alejadas del mercado laboral. Por lo tanto, la estrategia está destinada a promover nuevos impulsores de crecimiento respetuosos con el medio ambiente, mejorar la calidad de vida de la población y contribuir a la labor internacional de la lucha contra el cambio climático.

 Sectores relevantes

Energías renovables

Zona no interconectada (ZNI), la Reunión se ha establecido en poco tiempo como verdadero laboratorio de explotación de energías renovables (EERR) que suponen el 36,5% de la electricidad producida en la isla.

La energía hidroeléctrica, la más antigua de las energías renovables, supone el 17,1% de la producción total de la Reunión. Seis centrales hidráulicas están en funcionamiento y las presas del Río del Este (67,2 MW) y de Takamaka (43,3 MW) son los dos mayores proveedores de electricidad. Debido a las excepcionales precipitaciones en el Este de la isla, estas presas son fuentes seguras de energía disponible para compensar los inesperados picos de consumo y la falta de producción de otras posibles EERR.

La central energética de Bois-Rouge produce hasta el 10% de la electricidad del territorio con la quema de bagazo, los residuos fibrosos de la caña de azúcar.

La energía fotovoltaica también está muy desarrollada: la superficie de placas solares térmicas instaladas en la isla la sitúa entre las primerísimas regiones europeas. También dispone de una verdadera prioridad que actualmente le permite superar el objetivo de 150.000 calentadores solares de agua instalados.

Otra ER es la metanización de residuos que produce biogás inmediatamente transformado en electricidad. Véolia, en la planta de Saint-Louis, proporciona 2 MW de electricidad al año. Por último, los demostradores de energía marina pretenden buscar otros recursos de energías limpias. La explotación de la fuerza de las olas (proyectos Pelamis y Ceto) o el enfriamiento por agua de mar profunda son testados, o están en explotación, en la isla.

Frente a los problemas clave de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) adoptados por las Nacionales Unidas en septiembre de 2015 (presión demográfica, globalización del comercio, cambio climático, gestión de los recursos naturales, seguridad alimentaria), la Reunión está decidida a responder al reto de un mundo sin carbono, sobre todo fomentando el autoconsumo, y a integrar su acción en los objetivos establecidos en la ley de transición energética para el crecimiento verde: la mitad de su producción de electricidad provendrá de EERR en 2020 y la autonomía energética se alcanzará en 2030. 

Energías Renovables

Zona no interconectada (ZNI), la Reunión se ha establecido en poco tiempo como verdadero laboratorio de explotación de energías renovables (EERR) que suponen el 36,5% de la electricidad producida en la isla. 

Turismo

 Desde 2010, en materia de turismo, se han llevado a cabo nuevas perspectivas estratégicas como la restructuración de la oferta territorial, el establecimiento de circuitos turísticos diferenciados, un mejor posicionamiento del destino ‘Reunión’ y, por último, “los nuevos empleos” del sector turístico.

El año 2017 ha sido particularmente intenso y rentable para los profesionales del turismo de la isla, ya que se han recibido más de 500.000 turistas. Es un 11% más que en 2016, que ya había experimentado una afluencia inédita.

2017 también permitió que el sector de los cruceros se desarrollara más, puesto que el número de pasajeros recibidos en la isla fue un récord absoluto: 35 buques y más de 43.276 cruceristas desembarcaron en la isla ese año. Es importante señalar que el aumento del número de turistas en 2017 tuvo un efecto inmediato en la economía local, al superarse la barrera de los 350 millones de euros en ingresos del exterior relacionados con el turismo.

Todos estos datos demuestran no solo la efectividad de las estrategias transversales establecidas por el IRT y la región de Reunión, sino también y sobre todo la dinámica turística de la que hoy forma parte el destino de Reunión, sobre todo a través de las Islas Vainilla, que incluyen Isla Mauricio, Madagascar, Comoras y Seychelles.

Turismo

La situación de la industria turística es particularmente favorable. De hecho, la mejora continúa en el sector turístico, con más de 500.000 turistas extranjeros llegados en 2017 y 356,2 millones de euros de ingresos, es decir, un crecimiento del 10,8 % y del 9,5% respectivamente.. 

 La tecnología digital

El desarrollo de las redes de banda ancha de alta y muy alta velocidad (MAV) se ha vuelto indispensable para la apertura digital y la competitividad del territorio. Con el fin de garantizar el acceso de los reunioneses, estén donde estén, a la MAV y dotar todo el territorio de la velocidad necesaria para acceder a los nuevos servicios y usos del mañana, la colectividad interviene complementando la iniciativa privada y desplegará una red de fibra óptica en las áreas abandonadas por los operadores a partir de 2018.

Para el año 2020, 400.000 reunioneses serán aptos para la fibra óptica, haciendo que la Reunión sea la primera región francesa íntegramente cubierta por la MAV. Por otro lado, el establecimiento de wifi gratuito en cerca de 80 lugares públicos – dispositivo Wirun – forma parte de esta dinámica, al igual que las medidas como el cheque digital, que prevén un apoyo a las empresas para su transición a la era digital. Por último, la colectividad regional pone a disposición de los jóvenes los medios necesarios para que triunfen y se desarrollen. Asimismo, en 2016, 42 liceos se interconectaron a través de una red privada y segura, 198 terminales wifi seguros fueron instalados en los 44 liceos públicos de la isla y 18 liceos se cablearon con fibra óptica. Todos los liceos deberían conectarse con fibra de aquí a finales de 2018.

 

Agricultura

La central energética de Bois-Rouge produce hasta el 10% de la electricidad del territorio con la quema de bagazo, los residuos fibrosos de la caña de azúcar.

 

 

 

 


 Reunión en fotos

  • Piton de la Fournaise